Your browser does not support JavaScript!
Información corporativa
01_02_2016
Molturación y grano: las facetas de la industria
Entrevista con el Sr. Zavatta

Extracto del "International Milling and Grain Directory 2016"

Las facetas de la industria

El Grupo Pavan se encuentra entre los líderes internacionales en materia de diseño e ingeniería de tecnologías y líneas de productos integrales para alimentos elaborados a base de cereales. Trabajamos como proveedores globales de soluciones industriales para la industria alimentaria, que van desde el tratamiento de materias primas hasta el envasado final, a través de ocho marcas de gran prestigio: Golfetto Sangati, Pavan, Mapimpianti, Montoni, Toresani, Foodmac, Stiavelli, Dizma y Pizeta, todas ellas marcas líderes italianas dentro de la industria alimentaria. Don Claudio Zavatta inició su carrera dentro del Grupo Pavan en 1983. Como director ejecutivo de Golfetto Sangati nos explica cómo las personas y un enfoque innovador son inseparables del éxito de la empresa.

Podría contarnos algo más sobre usted y su experiencia en la industria de la molturación?
Estudié ingeniería mecánica en la Universidad de Padua. En 1983, empecé a trabajar en Pavan como responsable del departamento de aperitivos. En 1995, asumí la responsabilidad de Toresani-Foodmac, empresas que trabajan con tecnología de pasta fresca y rellena. En 2005, se realizó una profunda reorganización del grupo para integrar a todos los departamentos (pasta, aperitivos y pasta fresca y rellena), así como a los de ingeniería, fabricación y a los servicios de instalación y postventa. Fui director técnico del grupo hasta 2010. En 2010, el grupo entró en la industria de molturación con la adquisición del Grupo GBS, que se convirtió en Golfetto Sangati, y fui elegido director ejecutivo de esta empresa.

Cuáles son los orígenes de Golfetto Sangati y cómo ha crecido la empresa?
Tanto Pavan como Golfetto tienen sus raíces bien asentadas en Italia y comenzaron a existir como empresas familiares. Pavan se puso en marcha en 1946 y Golfetto en 1926. Golfetto se fundó originalmente en Padua y se especializó en ingeniería de plantas de procesamiento de cereales. Más tarde se fundó Sangati, en 1929, una empresa que en pocos años se labraría un nombre de prestigio dentro de la industria de molturación. La trayectoria de Golfetto Sangati es la historia entrelazada de las fusiones con tres empresas independientes (Golfetto, Sangati, y Berga S.p.A), que acabarían por convertirse en GBS S.p.A. En 2010, Pavan compró las acciones de GBS para crear Golfetto Sangati (parte del Grupo Pavan). Como puede ver, en el Noreste de Italia es bastante habitual que las empresas crezcan en sentido horizontal, poniendo en común sus conocimientos y su fuerza. La integración y fusión de empresas familiares es una política ganadora.

Dónde se ubican sus principales mercados y en qué zonas esperan crecer en el futuro?
En la actualidad, donde más estamos creciendo es en la zona del Norte de África, especialmente en Argelia y Marruecos. El crecimiento que estamos registrando es probable que lleve a Pavan a tener una oficina en Argelia en un futuro cercano. En concreto, Golfetto tiene un alcance internacional con tres plantas internacionales; estamos afincados en Treviso, en el norte de Italia, en el sur de Italia y en Pekín. Obviamente China es un mercado enorme para todo el mundo. India también es un mercado importante para nosotros, al igual que Perú, en Sudamérica y, por supuesto, Italia. No obstante, desde un punto de vista general, debo decir que también en los países donde hemos hecho grandes negocios en los últimos años, nuestra organización de ventas se extiende por todo el mundo.

Qué es lo que diferencia a Pavan dentro del mercado en este momento?
El aspecto clave del éxito del Grupo Pavan puede tener que ver con nuestra flexibilidad e innovación. Nuestra perspectiva internacionalista y nuestra presencia en todo el mundo nos ha ayudado a crecer cada vez más. En 2014, el 95 % de nuestro volumen de ventas total fueron exportaciones, mientras que el 75 % del total de ventas fueron exportaciones fuera de la UE.
Con respecto al sector de molturación, vendemos un servicio y un producto final que procede de nuestras máquinas, empezando por las materias primas (grano, cereales). Creo firmemente que no vendemos máquinas, vendemos procesos. Nos esforzamos por conseguir soluciones que sean eficientes y damos mucha importancia a nuestro departamento de Investigación y Desarrollo, no solo en Golfetto Sangati, sino también en Pavan. Sea lo que sea lo que necesite un cliente para mejorar sus márgenes, le ofreceremos un servicio completo. Nuestros diseños buscan siempre ir más allá de las opciones estándar. Además, las personas forman parte de la historia de una empresa y, contar con el equipo correcto, nos ayuda a tener éxito. Creo asimismo que, aunque nos vaya bien, no podemos acomodarnos. Debemos tener presente que en el día de mañana algo puede cambiar, por eso debemos estar siempre preparados y conservar una mentalidad innovadora.

El eslogan de su empresa es "technology to feed a growing world" ("tecnología para alimentar a un mundo en crecimiento"). ¿Cuál es su opinión exclusivamente personal sobre la relación entre sostenibilidad y tecnología?
Trabajamos en una industria donde el cambio es constante. A medida que cambia el mundo, también aumenta nuestra capacidad para desplazarnos y ver lo que están haciendo los demás. Todo el mundo puede ver lo que están haciendo otros, incluso el consumidor final. Las personas pueden acceder fácilmente al conocimiento y, al mismo tiempo, lo buscan. Con respecto a la necesidad de alimentar a una población creciente, si miramos hacia China, por ejemplo, la población está comiendo de forma completamente diferente a como lo hacía hace unos 20 años. Nuestra función es ayudarles a fabricar y vender productos que contribuyan a satisfacer esas necesidades crecientes y gustos, lo que a su vez contribuye a proporcionar alimento de forma segura y estable. Aunque la población mundial no crezca al ritmo que se espera, la globalización creciente significa que debemos estar preparados para fabricar el tipo de alimentos que se demanda en estas zonas.